blogs

Bases de datos en la nube: ¿cuáles son sus ventajas?

16 de diciembre de 2019 por Jorge Ignacio Gómez banner

Actualmente, no necesitas un supercomputador ni miles de servidores para guardar o procesar los datos de tu empresa.

Sin importar su estructura o si tu base de datos es relacional o no, las soluciones en la nube te ofrecen la posibilidad de contar con una unidad de almacenamiento y de computación escalable en la que puedes manipular y administrar la información.

Las bases de datos en la nube tienen varias ventajas. Tal vez la más importante sea el hecho de tener servidores y computadores virtuales disponibles todo el tiempo según tu necesidad. Únicamente pagas por los servicios que uses y vas escalando a medida que tu negocio va creciendo. Por eso no se requiere una inversión inicial enorme para empezar.

Por ejemplo, cuando alojas tu base de datos en la nube, puedes ejecutar un framework de código abierto como Hadoop, sin preocuparte por detalles operativos.

Pero tienes muchas ventajas adicionales. A continuación te mencionamos algunas de ellas:

Capacidad

Si estás leyendo esto, probablemente es porque necesitas almacenar y procesar grandes cantidades de información en tu empresa. Frameworks gratuitos como Hadoop o Spark pueden ayudarte a conseguir ese objetivo. Sin embargo, si ya cuentas con los recursos físicos de cómputo pero necesitas crecer sin contratiempo, la mejor forma de ejecutar estos frameworks es en la nube. El cloud computing te ofrece las capacidades que necesitas sin hacer mayores inversiones.

Flexibilidad

Es mucho más simple organizar una instancia con unos cuantos clics que preocuparte por servidores, cables o mantenimiento. La ventaja de las bases de datos en la nube está en que programas los cambios fácilmente, sin tener que comprar equipos que no sabes si van a suplir tu necesidad. En la nube cuentas con una máquina disponible en segundos con las capacidades suficientes para tu proyecto.

Costo-eficientes

Otra ventaja de las bases de datos en la nube es la rapidez para asignar recursos, desplegar o instalar aplicaciones. Si no estás utilizando un recurso, lo apagas y eso es todo. No pierdes dinero en una supermáquina que no estás usando ni corres el riesgo de quedarte sin capacidad.

Control

Migrar las bases de datos a la nube permite tener un ecosistema dinámico para controlar no solo los recursos que consumes, sino también la localización de los servidores. Así cuentas con herramientas de software y hardware gestionables en un mismo plano para tomar decisiones efectivas. De esa forma, integras y procesas la información hasta el más mínimo detalle de requerimientos de cómputo.

Disponibilidad

Sin duda, la ventaja más relevante de las bases de datos en la nube es su alta disponibilidad. No importa si tienes una oficina o no. No importa el lugar del mundo en el que estés. No importa desde cuál dispositivo te conectas. Con las bases de datos en la nube, puedes acceder cuando quieras a tu información. Estar siempre disponible implica también acceder a un servicio confiable y seguro, que puedes utilizar cuando lo requieras.

Como ves, la nube te ofrece una capacidad virtual de procesamiento y almacenamiento ilimitada. De modo que puedas desplegar un caso de uso con pocos datos e ir aumentando según la necesidad de tu negocio. Por eso para empezar no es necesaria una gran inversión en infraestructura.

Adicionalmente, hemos preparado una guía básica para que conozcas cómo complementar la nube con las capacidades del machine learning y de la inteligencia artificial. Haz clic abajo y descarga gratis el documento.

 

Suscríbete a nuestro blog

Entérate de las mejores ideas para la transformación digital de tu negocio.