blogs

¿Qué es Ethernet?

16 de Enero de 2020 por Jose Miguel Poveda. banner

Desde la Antigua Grecia hasta mediados del siglo XX, físicos y filósofos pensaban que la luz viajaba a través de una sustancia elástica, pasiva, invisible y omnipresente. Esta sustancia, que se conocía como éter luminífero, se suponía que propagaba las ondas electromagnéticas en el espacio vacío.

Aunque esta teoría fue desestimada por la física moderna, conceptualmente sirvió como base para una de las soluciones más comunes de redes y conectividad, que es la Ethernet.

Definición de Ethernet: los inicios

En 1973, el centro de investigaciones de la empresa Xerox ideó una forma de interconectar físicamente diferentes computadores situados en un mismo lugar. A este protocolo de interconexión se le denominó Ethernet.

Tal como la sustancia omnipresente que la física antigua imaginaba, la Ethernet fue concebida como un medio para transportar paquetes de datos de un ordenador a otro. Esto se lograba conectando redes locales por medio de cable. De esa forma, los dispositivos que se encontraran en un edificio o en una casa podían intercambiar información de manera fácil y rápida.

Ahora que sabes qué es Ethernet, seguro querrás saber cómo funciona.

¿Cómo funciona la Ethernet?

La red Ethernet crea un sistema de comunicación local interconectado por cables, ya sean coaxiales, trenzados o de fibra óptica, y equipos como routers y swicthes, que permiten compartir datos y recursos, como impresoras, scanners o dispositivos de todo tipo.

Usualmente la red Ethernet hace referencia a redes de extensión limitada; por ejemplo,  oficinas, locales o edificios.

¿Pero para qué la Ethernet si existe Wi-Fi?

Con el auge de los smartphones y de la Internet de las cosas, una red inalámbrica parece la mejor opción para alguien que busca mantenerse conectado.

Sin embargo, hay ciertos puntos que deben considerarse antes de decidirse por una u otra opción.

Estabilidad

La conexión que ofrece la red Ethernet entrega una velocidad consistente, lo que es altamente conveniente en especial  cuando se trata de interactuar con gran cantidad de información.

Al contrario, la conexión por redes inalámbricas puede sufrir interferencias constantes según la distancia o el lugar en el que se encuentre el router que emite la señal, lo cual genera constante variación en la velocidad de conexión.

Por eso, para las redes inalámbricas, siempre será más difícil igualar la estabilidad que se consigue con la red Ethernet.

Seguridad

En el caso de las redes Ethernet, los datos  se transmiten por medios físicos confinados como la fibra óptica y el cable coaxial, y únicamente pueden ser manipulados por dispositivos conectados a la misma red.

En ese sentido, las posibilidades de perder información o de recibir algún ataque cibernético disminuyen. Por el contrario, las redes Wi-Fi o inalámbricas funcionan como una red abierta: los datos son transmitidos por el aire, lo que las hace más susceptibles a interferencias y, por tanto, más vulnerables e inseguras.

Flexibilidad

En este aspecto, la red Ethernet implica una mayor capacidad de recursos: cableado, módems, firewalls, switches, mantenimiento, etc. Además de esto, reduce las posibilidades de movilidad, pues no todos los dispositivos pueden conectarse a ella; cada uno necesitará la instalación de un punto de red. Con Wi-Fi, la flexibilidad está casi garantizada, pues no se depende de un sistema fijo de cables interconectados, y la conexión sólo se limita por la distancia.

Como ves, tanto una como otra tienen ventajas y desventajas. Por eso, antes de decidir por cualquier tipo de conexión de red, es conveniente pensar en el uso y el objetivo que se busca con ella, además del presupuesto y la infraestructura.

En la siguiente lista de chequeo podrás conocer cómo gestionar la red de tu empresa. Descárgala gratis haciendo clic abajo.

Suscríbete a nuestro blog

Entérate de las mejores ideas para la transformación digital de tu negocio.